Las primeras impresiones son fundamentales y el Onboarding es la segunda de las fase del Employer Branding. Si no tienes definido un proceso de acogida adecuado, puedes causar daños irreparables en la relación con tus nuevos empleados. Por este motivo, vas a tener que rediseñar la experiencia que vive un empleado en sus primeros día en tu empresa. 

Es tan difícil saber dónde acaba la frente de un calvo, como definir el final de un proceso de selección. ¿Cuándo acaba la responsabilidad del equipo de selección? Por desgracia, la mayoría de los profesionales de recursos humanos se desentienden una vez el contrato está firmado. No por falta de profesionalidad, sino por carga de trabajo.

¿Qué es el Onboarding?

Si quieres saber cómo mejorarlo, es importante que entiendas su definición. El  Onboarding es el proceso de acogida por el que pasan los nuevos empleados para una adecuada integración con el resto del equipo y la forma de trabajar de la empresa. 

La mayoría de las personas que entran en una nueva organización dicen no tener un buen recuerdo de estos primeros días. Todos nos hemos sentido un poco desamparados y sin saber muy bien qué tenemos que hacer, esperando a que alguien aparezca y nos lo diga. Para que esto no suceda, vamos a tener que definir un procesos de Onboarding que ofrezca al candidato una experiencia memorable.

Guía para crear una Cultura corporativa que puedas transmitir en el Onboarding

Define un buen Onboarding y enamoraras a tus empleados

Al igual que empezar una relación amorosa después de una primera cita desastrosa, empezar una buena relación laboral después de un mal Onboarding, se hace cuesta arriba. Para que no ocurra, hemos de tener claro la finalidad de un buen proceso de acogida y trabajar en esa línea.

Atención:

La situación de teletrabajo que estamos experimentando hace todavía más importante definir un buen proceso de acogida para que el empleado no se sienta abandonado. Por lo que, si tu empresa hace un Onboarding digital, asegúrate de que la experiencia que vive el candidato sea la adecuada.

Aquí tienes los 4 objetivos principales de un buen proceso de Onboarding: 

Transmitir la filosofía de la empresa: 

Si hemos basado nuestro proceso de selección en una estrategia de Inbound Recruiting, queremos que la adecuación cultural del empleado sea perfecta. Por lo que, si quieres que el empleado esté alineado con el resto del equipo, vas a tener que transmitirle la cultura corporativa. Esa personalidad que os hace únicos y os permite estar alineados para conseguir los objetivos comunes. 

Si quieres saber cómo las mejores empresas del mundo definen su cultura, descubre qué es el Cultural Canvas.

Guía para crear una cultura sólida que comunicar en el Onboarding

Explicación del puesto de trabajo: 

Las ganas de los primeros días en una empresa nueva son insuperables. Si quieres que los empleados las mantengan y las canalicen en conseguir sus objetivos, tienes que explicarle las funciones del puesto de trabajo detenidamente. Además, te recomiendo que les transmitas las responsabilidades del puesto y las expectativas que habéis definido. De esta manera, el empleado sabrá lo que esperas de él y sus metas a corto y largo plazo.

Aclarar los procesos internos: 

Cada empresa utiliza sus propios procesos internos para sacar el trabajo adelante. Es importante que todos los empleados, también los nuevos, los conozcan y sepan cómo actuar en sus puestos de trabajo

Si tu empresa utiliza una serie de técnicas o estrategias específicas y poco conocidas por el empleado, es importante que las interiorice. De esta manera, podrá alcanzar el mismo nivel de eficiencia que el resto del equipo.

Conocer la estructura de liderazgo: 

En el juego de hundir la flota es tan importante conocer tu posición como la de tu enemigo, al igual que en el trabajo. Con esto no quiero decir que el trabajo sea un entorno hostil. Me refiero a que las nuevas incorporaciones han de saber qué posición y tareas tienen sus compañeros, sus superiores y subordinados

Acompaña a tus empleados con el Onboarding

Si te centras en cubrir estos 4 flancos, tendrás un Onboarding preparado para acompañar a tus incorporaciones en la curva de aprendizaje. Y así es como conseguirás empleados más comprometidos y fidelizados desde el primer día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like